Los eventos de Tlatelolco

A raíz de los incidentes del 15 de septiembre de 2017 en la Ciudad de Guatemala, que no pasaron a más, me vino a la mente un evento muy importante en la historia reciente de México.

Se trata de la recordada masacre de Tlatelolco ocurrida el 2 de octubre de 1968 a escasos 10 días de dar inicio la fastuosa Olimpiada México 1968.

Palacio de los deportes. México 1968

En esa época toda la ciudad de México relumbraba producto de la multimillonaria inversión realizada por el estado mexicano y la iniciativa privada en infraestructura, desarrollo urbanístico y logística para alojar a los XIX juegos olímpicos, que marcaron una nueva era para este tipo de eventos mundiales.

En esa oportunidad, el 2 de octubre, una enorme multitud de personas manifestaban en Tlatelolco enardecida pero pacíficamente, si es que puede darse esa coyuntura, en la recién inaugurada Plaza de las Tres Culturas en el complejo urbanístico de Nonoalco Tlatelolco en la Ciudad de México.

Las miles de personas reunidas mostraban su descontento ante el derroche de recursos financieros contrastada con la situación económica de la población y las políticas gubernamentales controvertidas del único y hegemónico partido político en el poder, el Partido de la Revolución Institucional – PRI, descendiente directo de la heroica Revolución Mexicana de 1917, pero que al entender de las masas populares, había perdido su derrotero convirtiéndose en un partido autoritario, corrompido y único en el poder, olvidando el mandato que la revolución le delegó en su momento.

Pues bien, la manifestación en Tlatelolco era el resultado de meses de marchas, protestas y paros que lideraban los poderosos sindicatos de obreros y maestros y estudiantes y la academia unida.

Plaza Tlatelolco. México 1968

Ante la inminencia de las olimpiadas y el creciente movimiento de protesta social, el gobierno mexicano apostó  francotiradores el día de la manifestación en los edificios que rodeaban la Plaza de las Tres Culturas y en lo más enardecido de la manifestación comenzaron a disparar a mansalva habiendo masacrado a varios cientos de personas y disolviendo violentamente la protesta con gases lacrimógenos y agua a presión.

Allí mismo terminó todo ese movimiento reivindicador, ante el silencio absoluto de los medios de comunicación que seguramente fueron conminados a no divulgar absolutamente nada de lo ocurrido. Nunca se oficializaron las cifras exactas de los muertos y heridos en esa oportunidad…y allí terminó todo el movimiento de protesta.

Las Olimpiadas se inauguraron solemnemente el 12 de

Olimpíada México 1968

octubre de 1968 constituyendo un hito deportivo en su época, con la transmisión en directo vía satélite a nivel mundial a través de la nueva televisión a colores y el uso de equipo electrónico para medir las competencias, rompiéndose varios récord olímpicos en esa ocasión.

About Federico Salazar

Ingeniero Quimico de TEC de Monterrey, con estudios de Maestria de la Universaidad Central de Venezuela, Master en Medio ambiente y Energias Renovables de la EUDE - Escuela Europea de Dirección y Empresa y Real Centro Universitario Escorial Maria Cristina. Diplomado en Integracion Regional de la Universidad Rafael Landivar, Guatemala y Universidad de Pisa, Italia. Diplomado en Instrumentacion Industrial de la Universidad de San Carlos de Guatemala y la ATIGUA Asociacion de Tecnicos Instrumentistas de Guatemala. Graduado del Curso de Especialización en Nanotecnología de la Dirección General de Investigación DIGI. Universidad de San Carlos de Guatemala. Docente, investigador y asesor educativo.
This entry was posted in Ciudad de México, Manifestaciones populares, Olimpíadas México 1968, Plaza de la Tres Culturas, Represión gubernamental, Tlatelolco, Vida universitaria. Bookmark the permalink.

Comments are closed.